Saber cómo

Consejos para superficies perfectas

Para obtener revestimientos perfectos no es suficiente solo con usar productos de alta calidad. Una aplicación profesional es igual de importante: desde un sustrato en perfectas condiciones hasta el sistema de pulverización apropiado y la aplicación profesional en el elemento de madera.

Nuestras recomendaciones para una aplicación profesional:

 

Selección de boquillas para esmaltes y lasures

  • Tamaño: 0,28 mm (0,011 pulg.) o 0,33 mm (0,013 pulg.); ángulo de pulverización: 20° en marcos y finales, 40–50° en puertas y construcciones de madera planas.
  • La vida útil de una boquilla depende del material aplicado y la presión ajustada (debe comprobarse regularmente).
  • Las boquillas nunca se deben limpiar con útiles puntiagudos (p. ej. cuchillos, espátulas, etc.).
  • El filtro de la pistola y la bomba deben comprobarse regularmente y sustituir en caso necesario.
  • Los sistema multicapa permiten reducir los tiempos de secado

 

Ajuste de la bomba

  • Presión del material: Esmalte + lasur 80–100 bar.
    Bomba de doble membrana
    El ajuste se puede comprobar en el manómetro de presión.
    Bomba de émbolos
    La presión del material depende de la relación de multiplicación (se debe consultar con el fabricante del equipo de pulverización).
  • Presión del pulverizador con bombas de doble membrana y de émbolos esmalte + lasur 0,5 hasta aprox. 1,2 bar (sist. electroestáticos máx. 1,5 bar).
  • Solo se debe utilizar la cantidad de aire de pulverización imprescindible. Esto se puede comprobar de antemano mediante pruebas de pulverización en un cartón (patrón de pulverización homogéneo sin tiras).

Con procesos de pulverización automáticos (p. ej., sist. electroestático)

  • Aplicación con sistema de 1 capa (hasta 350 μm en húmedo).
  • La aplicación mediante máquinas garantiza la aplicación uniforme de la pintura y, por tanto, superficies perfectas.

 

Con procesos de pulverización manuales

  • Aplicación con sistema de 2 capas (2 veces 150–200 μm en húmedo)
  • Evitar defectos de pintura
  • Grosor de capa seguro también en áreas problemáticas
  • Superficies lisas y uniformes