Productos complementarios de Sikkens Wood Coatings – «Belleza» para ventanas de madera

Las ventanas de madera son productos de alta calidad que incrementan el valor de una vivienda, crean un ambiente acogedor y aumentan la sensación de bienestar. Para mantener todas estas características de forma duradera, la madera también debe recibir su propio programa de «bienestar».

 

Kit de mantenimiento para ventanas de madera
La limpieza y el cuidado con el renombrado kit de mantenimiento de Sikkens Wood Coatings (compuesto por el limpiador especial y la crema en emulsión para ventanas) son indispensables para mantener el valor. Independientemente de que se haya aplicado un esmalte o un lasur, el limpiador especial y la crema de acabado no solo protegen sino que también revitalizan los colores. Las ventanas de sus clientes volverán a relucir de nuevo con un brillo renovado. Tras la aplicación del limpiador especial se recomienda tratar el revestimiento con nuestra crema de acabado. El kit de mantenimiento se debe aplicar 1 vez cada año para aumentar los intervalos de mantenimiento y la vida útil total.

 

Paño para puertas de entrada
Independientemente de que se trate de puertas de entrada lacadas o lasuradas, el paño renueva el brillo y protege adicionalmente contra la suciedad y la intemperie. Se recomienda usar el producto regularmente (1 vez cada año), para ampliar de forma efectiva los intervalos de renovación y la vida útil de sus puertas de madera de alta calidad.

 

Recomendaciones generales para el cuidado
Recomendamos limpiar los elementos constructivos de madera regularmente con agua caliente y un producto de limpieza suave, tanto el exterior como el interior así como los finales. Se debe prestar atención a que las aberturas de drenaje no estén obstruidas para que el agua de lluvia pueda salir. También es importante lubricar los herrajes con un aerosol para herrajes para que las puertas se abran y cierren con facilidad, así como tratar los burletes de goma con un producto adecuado para que estos mantengan su elasticidad y capacidad de sellado de forma duradera. Estos cuidados aseguran que tanto ventanas como puertas se conserven en buen estado durante mucho tiempo.